Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘tomates’

Los frutos de las plantas cultivadas en  mecetas suelen ser de menor tamaño que los de la huerta.

Por muy grande que sea la jardinera en la que la cultivemos, las raices de la planta siempre tendrán menos profundidad que si crecieran en la huerta. Y si además nuestro balcón no es muy grande, cosa bastante común, las macetas tampoco lo son y las plantas que crecen en ellas dan fruto de menos calibre.

El sabor, por supuesto no depende del tamaño sino de otros fatores como la calidad de las semillas utilizadas, la tierra y el abono que usemos, el agua y por supuesto la exposición al sol de la terraza. Por eso es también importante cuando vayamos a planificar la siembra escoger las hortalizas según el tamaño de nuestra terraza y de nuestras jardineras.

Hay en el mercado productos como esta sandia enena que se adapta bien al cultivo en maceta. Aunque la planta solo dio un futo, éste,  multitud de flores masculinas y una sola femenina. El sabor, intenso.

Anuncios

Read Full Post »

Esquejes de tomates

Normalmente planto mis tomates desde semillas de la cosecha anterior o con semillas que compro o intercambio. Pero una forma estupenda de tener las tomateras listas sin necesidad de todo el proceso y tiempo es utilizar los chupones como esquejes. El proceso es sencillo, cuando la tomatera crece le van naciendo “hijos” o “chupones”, son yemas laterales, que son los que vamos eliminando para que la planta mantenga el porte indeterminado y podamos así guiarla en torno al tutor. Pues bien, lo que podemos hacer es dejar crecer el chupón hasta su cuarta o quinta hoja, entonces lo cortamos, lo ponemos en un vaso con agua y en 15 días desarrollará raíces suficientes para poder trasplantarla a tierra. Agarra con mucha facilidad. Los de la foto son dos que he quitado a una tomatera ya grande, tomatera que he mantenido en la maceta desde la temporada anterior. Ha sobrevivido bastante bien, ha rebrotado ahora con el sol de primavera desarrollando varias guías; dos de ellas son los que he utilizado como esquejes,

Read Full Post »

Cotiledón cautivo es el nombre técnico, cuando germina la semilla, nace la planta, le salen los dos cotiledones, esas dos primeras hojas, también llamadas falsas hojas, pero la plantita débil aún no consigue librarse de la cáscara de la semilla que aprisiona los dos cotiledones, dificultando el feliz crecimiento, el tallo se ahíla y se va torciendo.

 

Normalmente en cuanto pasan unos días la planta ya tiene fuerza suficiente para “echarlo” pero en muchas ocasiones no es así; con mucho cuidadito de no romper la guía del tallo quitamos la cáscara con la mano aunque para ello tengamos que cortar uno de los dos cotiledones.

En la foto se aprecia bien, es un plantón de tomate Negro de Crimea.

Read Full Post »

 

Estas plantitas tienen unas dos semanas. Están germinadas con el método del tuper, un método muy sencillo y cómodo. Cogemos un recipiente de plástico tipo tuper, ponemos un papel de cocina en el fondo, doblado varias veces, al que añadimos  agua hasta que esté empapado pero que no rezume. Ponemos las semillas que queramos germinar, y cubrimos con otra capa de papel humedecido. Tapamos el recipiente con su tapa si la tiene o con papel  film y una goma. Y ponemos el recipiente cerca de una fuente de calor para que esté templadito. Un buen lugar es junto a un transformador o al router que le dan calorcito sin “cocerlo”.  La combinación del calorcito y de la humedad constante (al estar el recipiente tapado, el papel no se seca) hará despertar las semillas más rápidamente y con un porcentaje de éxito mayor que con los semilleros tradicionales. Lo que hacemos es ir comprobando cada cierto tiempo,  abriendo el tuper, si han germinado. Si no es así tapamos y otra vez al router.

Cuando hayan germinado, tengan la raíz desarrollada y se empiece a ver el tallo es el momento de sacarlas del tuper y colocarlas con mucho cuidado en tierra, en una bandeja de alvéolos, o en vasitos de yogur, cubriéndolos un poco con sustrato. Hay que asegurarse que la raíz esta en contacto con la tierra, ojo con las bolsas de aire.

A veces  no germinan todas al mismo tiempo, no importa. Las vamos sacando una por una y dejando en el recipiente las que necesiten más tiempo. Esto ocurre sobre todo si las semillas son algo viejas, pierden poder germinativo y algunas incluso no conseguirán nacer. Lo mejor es utilizar siempre semillas de la última temporada.

Este método es muy interesante, por tanto, para pimientos y chiles, que de otro modo 2 semanas después todavía no asomarían. Para otras plantas como lechugas, acelgas o aromáticas como la albahaca no es necesario porque germinan con mucha facilidad en tierra directamente.

Read Full Post »

El ciclón que nos visitó en la madrugada del sábado ha dejado una víctima en mi terraza. Los vientos huracanados partieron la guía, a pesar de que tuve la prudencia de cambiar la  maceta de sitio para que estuviera más protegida. La planta sigue viva, pero el tomatito del que os hablaba en un post anterior está ya arrancado. En fin, seguiré mi experimento con los cherris.

Read Full Post »